Hans Selye el estrés y el síndrome general de adaptación

Hans Selye (1907-1982), médico vienés de familia húngara, fue doctor en química por la Universidad de Praga (1929) y se trasladó posteriormente a América. Establecido en Canadá, ha pasado a la historia por la elaboración del concepto de estrés, que empezó a usar por primera vez a finales de la década de 1940 para designar un estado de tensión continua y no resuelta en el organismo, que puede fue provocado por causas muy diversas y que acaba produciendo un conjunto de señales o síntomas que se manifiestan en forma de malestar físico, psíquico o emocional.

Parece que la palabra 'stress' apareció en inglés en el s. 14 con el significado de opresión, adversidad, dificultad, etc. El s. 19 la palabra significa 'sobreesfuerzo' (strain) y luego se aplica a la resistencia de materiales sometidos a una tensión. Según la Organización Mundial de la Salud estrés son: 'el conjunto de reacciones fisiológicas que preparan al organismo para la acción'. Esto, en principio, no debería ser peligroso, pero como se ha visto puede acabar por resultado muy incapacitante.

Los estudios hechos sobre veteranos de la 2ª Guerra Mundial reciente retornados del frente de guerra, permitieron a Selye elaborar la teoría del estrés psicológico, entendido como una forma de transacción entre el organismo y el medio, mucho más compleja que la ansiedad . Si bien toda situación nueva prueba incertidumbre y ansiedad, el estrés vendría a ser la expresión de una ansiedad desmedida. Cuando la ansiedad no es transitoria sino estable y continuada decimos que el individuo sufre estrés '. Consiste en aquella especie de respuesta del organismo ante estímulos percibidos cognitivamente como amenazantes, que provocan una respuesta física desmesurada y una gran incapacidad para centrarse en una tarea concreta. Pero el estrés no se da sólo en personas que sufren situaciones de violencia explícita, sino que ha acabado describiendo una situación generalizada de los individuos, sobre todo de los asalariados, en nuestras sociedades occidentales.

El estrés es la enfermedad más típica y tópica del sistema capitalista en los primeros años del siglo 21. Casi del todo desconocido en otras culturas, se ha convertido en una plaga en Occidente, por lo que, según declaraciones del ministro francés de trabajo , Xavier Bertrand (18 de marzo de 2008), 'en los países industrializados tiene un coste entre el 3 y el 4% del PIB'. Un estudio de Murray y Lopez (1998), de la Universidad de Harvard pronosticaba que el 2020 las cinco enfermedades más frecuentes en el mundo serían las cardiopatías, la depresión severa, el accidente de tráfico, los derrames cerebrales y las enfermedades crónicas de pulmón, pero todas tendrían como factor subyacente, directo o indirecto, la situación de estrés.

El estrés se manifiesta en forma de enfermedades físicas (fatiga, insomnio, problemas digestivos ...), hábitos de vida excesivos (fumar más, comer demasiado o demasiado poco ...) y también con reacciones de angustia, cólera, contactos difíciles con los demás, violencia, indecisión ...

Como decía el propio Hans Selye: 'El hombre moderno deberá dominar su estrés y aprender a adaptarse o se verá condenado al fracaso profesional, a la enfermedad ya la muerte prematura'.

El antecedente más inmediato de la teoría del estrés de Selye, hay que buscarla en el concepto de homeostasis elaborado por Walter Cannon (1929). En griego, 'homoios' significa 'similar' y 'stasis' significa 'posición'. Para Cannon la tendencia fundamental de los cuerpos era la búsqueda del equilibrio dinámico. La lucha y la huida serían, así, reacciones para recuperar el equilibrio. Tanto la comida como el dormir tienen un papel central en este proceso para que restauran los equilibrios rotos por el esfuerzo, el trabajo, etc. En la homeostasis corporal juegan un papel central el azúcar y la orina: los desequilibrios en ambos elemento son una de las causas básicas de un gran número de enfermedades comunes. Pero también desde el punto de vista psicológico, la conducta humana podría ser considerada desde el punto de vista de la consecución del equilibrio.

A partir de la homeostasis se puede comprender el estrés como aquella situación emocional (o psicológica) en que el individuo considera que el equilibrio interno ha sido roto y en el que lucha o huida no son buenas estrategias para recuperar la del homeostasis. Cuando el organismo no puede conseguir el equilibrio ante una situación se produce una reacción natural de estrés. Cabe destacar que el estrés no es necesariamente una enfermedad, sino una situación o un proceso natural del organismo que busca adaptarse a una situación nueva y compleja en su gestión.

De ahí la distinción entre 'Euestrès' (estrés 'bueno') y 'Disestrès' (estrés 'malo'). Selye decía. 'no es el estrés que nos mata, sino nuestra reacción a él'. En situaciones de estrés 'bueno' somos más ocurrentes, más divertidos, tenemos más memoria, nos brillan los ojos, se nos eriza el pelo, etc., aunque luego cuando llegamos a casa nos sentimos cansados ​​y sentimos cosquilleo en las piernas . En el 'disestrès', en cambio, nos notamos bajos de moral, cansados, incapaces de responder ya menudo violentos. Un conferenciante brillante y bien pagado que habla a un auditorio interesado puede estar bajo una situación de euestrès, en cambio un profesor que repite una lección en una escuela sórdida, a alumnos sin motivación por la materia y con directores y jefes de estudios agresivos y controladores, está fácilmente expuesto a un serio 'disestrès', dependiendo de las estrategias adaptativas de que disponga (por ej., la ironía, la complicidad con otros compañeros del claustro de profesores, la capacidad de relajarse, la felicidad en la su vida sexual fuera del trabajo, etc ...).

Según Selye, 'los humanos no deberían procurar evitar la tensión más allá de lo que evitan el alimento, el amor o el ejercicio'. El euestrès nos ayuda a crecer, mientras el disestrès nos derrumba.

Por eso Selye llamó el estrés, Síndrome General de Adaptación (SGA). Esta SGA pasa por tres fases: (1) reacción de alarma, (2) resistencia a la situación estresante y (3) agotamiento.

(1) En la reacción de alarma se moviliza la energía para afrontar la situación estresante, lo que hace que otros sistemas, como el inmunitario, queden desasistidos, lo que nos hace más vulnerables a las enfermedades.

(2) Resistencia significa que si la situación estresante se alarga, el cuerpo se adapta. Pero esto es muy malo para la salud porque la energía se concentra en la reacción de resistencia al estrés.

(3) Agotamiento es el que se produce cuando el cuerpo ya no puede resistir más. Después de una exposición prolongada a una situación estresante, la resistencia disminuye y el sistema inmunitario se convierte deficiente. El ego amenazado duda de sus propias capacidades (pesimismo existencial). Aparecen infecciones, enfermedades cardíacas, tristeza e ideas suicidas, etc.

Se ha debatido mucho porque no todo el mundo reacciona con igual ante las situaciones que pueden provocar estrés. Se conocen algunas 'paradojas del estrés' y parece demostrado estadísticamente que la vacuna contra la gripe tiene menos eficacia entre personas estresadas que se ocupan de enfermos con demencia senil y que las personas estresadas que trabajan en temas de comunicación (maestros .. .) sufren mucho más reuma que el promedio. No sabemos, pero, ¿por qué sucede esto desde el punto de vista fisiológico.

Algunos psicólogos atribuyen esta reacción diferente al papel de las hormonas. Parece demostrado que tener demasiado o demasiado pocas hormonas vinculadas al estrés (adrenalina, cortisol) disminuye o bloquea la memoria. Los individuos sometidos a estrés tienden a cometer lo que se ha llamado 'el error del azúcar': comer productos de pastelería industrial o sobrealimentar a ataja momentáneamente el proceso estresante pero produce otras enfermedades.

En el mundo de los psicólogos es habitual decir que el estrés 'depende del CINE'. Es una regla mnemotécnica para referirse a las cuatro causas básicas de la enfermedad: C (control), I (imprevisibilidad), N (novedad), E (ego amenazado). Cuando tenemos la sensación de perder el control sobre nuestra vida, cuando estamos sometidos a azares imprevisibles, cuando no somos capaces de asimilar una novedad o cuando nuestro ego o autoimagen se ve amenazado, entonces el estrés nos hace daño. En palabras del propio Selye: 'cada estrés deja una cicatriz indeleble y el organismo paga por su supervivencia después de una situación agotadora haciéndose un poco más viejo'.

En la década de 1970, Herbert J. Freudenberger (1926/99), médico alemán residente en Estados Unidos, elaboró ​​el concepto de 'síndrome de Burn Out' (o 'del quemado') que él vinculaba a la intensidad del compromiso laboral del trabajador. Definió este estado como "fatiga o frustración producida por la devoción a una causa, forma de vida o relación, que fracasa en producir la recompensa esperada". De manera que se 'quema' más quien más 'implica' con la empresa y el trabajo. ..

Para algunos estudiosos el Burn Out significa la extensión e intensificación del estrés laboral (a distinguir del estrés vital, es decir, de la acumulación de cambios vitales, en casa, en las relaciones humanas, etc.) y para otros el paso del estrés a la depresión.

El 'Burn Out' se caracteriza por (1) agotamiento, sentimiento de falta de fuerza, tanto a nivel físico como fisiológico, (2) cinismo, distancia e indiferencia respecto al trabajo y (3) ineficacia, que describe el sentimiento de fracaso profesional y la pérdida de confianza en las propias capacidades. El sufre un 25% de los enseñantes y un 50% de los médicos y tiene que ver con el sentimiento de no ser reconocido profesionalmente. B.M. Byrne define el síndrome incluye variables como son la ambigüedad de la situación, el conflicto de rol, la sobrecarga laboral, el clima de grupo y la autoestima. Existe un test de 22 preguntas llamado 'Malasch Burnout Inventory' que permite medir la intensidad del síndrome del quemado.

Meteorito cae en Rusia y provoca 700 heridos

Fragmentos de un meteorito cayeron en las regiones de Cheliabinsk, Svédrlovsk, Kurgán y norte de Kazajstán. El impacto provocó 700 heridos, 3 de los cuales se encuentran en grave estado.
Hasta el momento no se puede descartar que estas rocas espaciales guarden relación con el asteroide 2012 DA14 que pasará a tan solo 27.000 km. de la Tierra.
Responsables del instituto de Astronomía aseguran que la mayor parte del meteorito se desintegró en la atmósfera y que solo el trozo más grande, fragmentado en varios trozos, fue el que impactó contra la Tierra.

meteorito cae en rusia

Tunguska

Rusia tiene en su historial otro impacto de meteorito que se lo conoce como Tunguska. Este impacto equivalió a 185 bombas atómicas y arrasó 200 km. de radio.



Fuente: http://www.comprartelescopio.com/2013/02/caida-de-meteorito-en-rusia-causa-700.html

La solubilidad

La solubilidad se la ve de manera cotidiana. El azúcar se disuelve más fácilmente en una taza de té caliente que en una en la que el líquido se dejó enfriar. Son muchas las sustancias que se disuelven más fácil en un líquido cálido que frío. Por otra parte, a una temperatura determina y en el mismo volumen de líquido, hay importantes diferencias en las cantidades que se pueden disolver de diversas sustancias.
Por ejemplo, el carbonato potásico es muy soluble en agua porque es preciso que se agreguen muchos cristales para evitar que se continúe disolviendo. Cuando en el fondo del recipiente, hay muchos cristales que no se disuelven a pesar que el tiempo pase, se dice que la solución está saturada.
Para lograr saturar una solución de hidróxido cálcico (cal apagada) se debe añadir unos pocos terrones de la misma al agua. Como se ve, el hidróxido cálcico es muy poco soluble en agua.
Se define solubilidad como el número de gramos de una sustancia que se disuelve, a una temperatura determinada, en 100 gramos de disolventes para obtener una solución saturada. 

solubilidad
Esquema Solubilidad

Cómo medir la solubilidad de un sólido

Para conseguir medir la solubilidad, se debe hacer una solución saturada. Para ello, se debe poner en un frasco una gran cantidad de la sustancia en forma de polvo, agitarlo y esperar unos días para que termine de disolverse. Es fundamental que el sólido esté en forma de polvo, porque así se disuelve más rápido.
Existe otro procedimiento para medir lograr una solución saturada a determinada temperatura. Primero se debe calentar el disolvente por encima del nivel que se propuso. Agregar de a poco el sólido pulverizado hasta que ya no se disuelva más. Para que saber que la solución está saturada se debe mirar el fondo del frasco en busca de polvo del sólido.
Este método sólo se aplica a sustancias que incrementan su solubilidad a medida que la temperatura del disolvente se incrementa. Por este motivo, al enfriarse la solución esta se satura. Cuando la solución se encuentra saturada, el enfriamiento hace que en el fondo se deposite la sustancia disuelta. Cuando la temperatura disminuye, los cristales crecen porque el cuerpo disuelto continúa siendo eliminado de la solución. Por ello, la solución saturada se encuentra por debajo de la temperatura a partir de la cual comienzan a formarse los cristales.
Si es preciso tomar muestras, es importante esperar el tiempo suficiente para que la solución llegue a su equilibrio.
Una vez que se posee la solución saturada el siguiente paso es determinar la cantidad de sólido que se usó en el proceso en una determinada cantidad de disolvente.

Primero se debe tomar con una pipeta 30 ml de la solución. Se vierte el contenido de esta en una cápsula y se calienta para eliminar el disolvente. Por último, se pesa la cápsula que contiene sólo el polvo. Para asegurarse que la evaporación del disolvente fue completa, se debe llevar la cápsula a una estufa, dejarla un rato y volver a pesarla. Esto debe repetirse hasta que no existan diferencias en los pesos obtenidos.
Al pesar la cápsula se puede deducir el peso del sólido y del disolvente puro. Así es fácil calcular la solubilidad de la sustancia en cuestión.
Para mostrar los datos de manera más efectiva se recomienda hacer una gráfica con las mediciones. Estas se conocen curvas de solubilidad. Cómo mínimo se deben realizar cinco mediciones a diferentes temperaturas para luego deducir el resto de la gráfica.
Por lo general, la cantidad máxima de un sólido que se disuelve en determinado recipiente a una temperatura específica es la cantidad necesaria para conseguir una solución saturada.
En ocasiones, es posible hacer que la solución tenga más cantidad de sólido disuelto que lo que es suficiente para saturarla, esta es una solución inestable y se la conoce como: sobresaturada.
Algunos sólidos como el triosulfato sódico tiende a sobresaturarse.
En el caso de los gases, la solubilidad decrece a medida que el disolvente incrementa su temperatura.
Tanto el anihidro carbónico como el oxígeno pueden disolverse en agua y se eliminan de ella, calentándola. Algunas de las primeras burbujas que se ven cuando comienza a hervir el agua corresponden a esos gases que se hallaban disueltos en ella.

Ley uno de la termodinámica – explicación

Una de las leyes fundamentales de la física dice algo tan sencillo como: no se puede obtener algo de la nada. Para ejemplificar esta ley se puede decir que el motor de un auto no funciona si no posee combustible. Antes de que el motor suministre energía al coche será necesario otorgársela en alguna forma. Con esta ley, también se puede afirmar lo contrario: se no se puede transformar algo en nada. Si la mezcla de aire y gas de combustible se quema en los cilindros del motor es imposible que no se obtenga ningún tipo de energía. No toda la energía que sale es mecánica, sino que la mayor parte se transforma en calor y se desperdicia. Si se suman la energía mecánica más el calor producido es exactamente igual a la energía liberada por el combustible. Esta ley se la conoce como ley de la conservación de la energía y sostiene que la energía no se la puede crear ni destruir. Esta ley es parte intrínseca la primera ley de la termodinámica.
La termodinámica es una rama de la física que trata del transporte del calor de un lugar a otro y de la conversión de la energía proveniente del calor. La energía calorífica es lo que hace que un cuerpo esté más caliente.

ley termodinamica
Ley uno de latermodinámica


En ocasiones, distinguir entre energía mecánica y energía calorífica es dificultoso. Un caso que lo ilustra es el siguiente: en el cilindro de un motor la mezcla de gases se comprime o expande en función del movimiento de los pistones. Esta mezcla gaseosa lleva al punto de ignición cuando el volumen es mínimo (cuando la compresión es máxima). En ese instante, la energía calorífica que se obtiene de la reacción química entra en comunicación con el gas. El gas caliente se expande siempre que lo puede hacer. Como la energía de ese se vio aumentada las moléculas empujarán hacia todas partes intentando separarse y cuando lo logran, recaen sobre el pistón obligándolo a moverse. De esta forma, parte de la energía calorífica se convierte en energía mecánica.
La primera ley de la termodinámica afirma que la energía interna junto con la energía mecánica es igual a la energía calorífica suministrada los gases al inicio. La energía no se crea ni destruye, se transforma.
Cuando se realizan cálculos de termodinámica es fácil trabajar cuando se manejan determinados valores de presión, volumen y temperatura de una cantidad grande de moléculas cuando estas se comportan de la misma forma.

Formación de rocas sedimentarias

Si bien aún no se conoce con certeza el origen de la Tierra, sí se sabe que las primeras rocas se formaron a través de la solidificación de masas gigantescas de la materia que estaba en estado de fundido o semifundido. Los geólogos afirman que su aspecto sería el de granitos y basalto que actualmente se asocia a la actividad volcánica. Estas se las conoce como roca ígneas. Este término deriva del latin “ignis” que significa fuego. Cuando la Tierra se enfrío y se condensó el vapor y el agua de la atmósfera, comenzaron los fenómenos climatológicos, y con ellos la erosión de las rocas. El agua y los gases disueltos en aquélla atacaron a éstas, disgregándolas, y las corrientes de agua arrastraron los materiales sueltos, depositándolos en otros lugares. Tales depósitos formaron las primeras rocas sedimentarias. Desde entonces, estas rocas han sido trasladadas y disgregadas reiteradamente, pasando los minerales constituyentes a formar parte de nuevas rocas sedimentarias; pero el origen de todos estos materiales procede de las rocas ígneas.

rocas sedimentarias
Ejemplo de roca sedimentaria

El término sedimento se asocia a depósitos que se forman a partir de un líquido pero en el caso de las rocas sedimentarias se refiere a un grupo mucho más amplio. De hecho, se incluye todas las rocas que se constituyeron a partir de partículas que se depositaban en el terreno y eran arrastradas por el agua y el viento. De esta clase son las rocas fragmentarias (rocas cataclásticas), que se formaron por sedimentos antiguos o de rocas ígneas. Dentro del grupo de depósitos sedimentarios, se incluyen los depósitos químicos (sustancias en disolución) de los que surgen por ejemplo, las rocas salinas y algunas rocas calizas.
Una tercera clase de rocas sedimentarias es el que se forma a través de depósitos orgánicos como por ejemplo, el carbón de piedra (ver cómo se forma el carbón), la turba y algunas calizas. Todos estos proceden de restos de animales y plantas, y tienen en común el que se presentan en formas de capas o estratos.

el carbon
Depósitos orgánicos, carbón


Cuando los diferentes tipos de sedimentos varían con rapidez (según los parámetros considerados por la geología), las capas pueden distinguirse claramente en aquellas que quedaron al descubierto. Estas capas que son paralelas a la superficie primitiva son en muchos casos, puntos débiles de las rocas sedimentarias y en ocasiones, es posible separarlas a lo largo de estos planos. Es muy habitual ver que estos sedimentos conservan organismos vivos y muertos (se conocen como fósiles). Por su parte, las rocas ígneas no suelen presentar fósiles, excepto en sitios en donde la lava al avanzar arrastró plantas y animales.

Rocas Fragmentarias

Las rocas fragmentarias son depósitos que provienen de partículas más antiguas de rocas que fueron disgregadas por las condiciones climáticas. A estas rocas se las conoce también con el nombre de rocas clásticas. Cuando la acción de las condiciones del medio es de tipo mecánico (como por ejemplo, resquebrajamientos a causa de heladas y cambios de temperatura, erosión marina o glacial), los depósitos (como gravas, arcillas y arena de playa) contienen incrustaciones irregulares de rocas, de composición muy similar a las rocas de donde proceden. El tamaño de las partículas varía, desde los peñascos gigantescos, hasta el polvo de roca pulverizado que da lugar a arcillas. Esta clase de depósitos irregulares se los conoce como ruderas. Los recién formados tienen una composición muy similar a la de las rocas de origen aunque los procesos que actúan sobre ellos pueden generar grandes alteraciones. Con respecto a la erosión química, incluye la acción del agua y de sus gases disueltos sobre la roca, estos atacan con variada fuerza a los diferentes materiales. Los cristales de minerales que resisten los embates se liberan y forman depósitos arenosos siendo el cuarzo, los feldespatos y la mica los que los conforman en su mayoría. El trasporte, a lo largo del tiempo, elimina los minerales blandos y los menos estables. Por este motivo, las arenas que se depositan en el curso bajo de los ríos y cerca de la costas están constituidas en su mayor parte por cuarzo y micas.
En las zonas de granos finos de roca muy resistentes (como el basalto), la arena puede consistir de partículas de rocas de procedencia. En el desierto, los granos de arenas son más redondeados que los que transportan las aguas y están compuestos de rocas de origen. En estas zonas, también predomina el cuarzo. 

rocas detríticas
Rocas detríticas


L.as arenas que transporta el agua y el viento están bien distribuidas, según sus dimensiones. Las partículas más finas se transportan a mayor distancia, y en cada zona se forman depósitos de un tamaño de grano uniforme. Las arenas transportadas por los glaciares y depositadas por las corrientes originadas en ellos son angulares, no estando distribuidas por tamaños ni alteradas en su composición por los agentes atmosféricos. Los depósitos de arenas permeables pueden ser cementados a piedras arenosas por la sílice, compuestos de hierro, o carbonato cálcico contenidos en el agua que las atraviesa. En este último caso, se originan areniscas calcáreas.
Las rocas fragmentarias de grano más fino se conocen como arcillosas. Algunas, como los barros arcillosos y el polvo transportado por el viento consisten en rocas finamente pulverizadas, y no son, distintas de las rocas arenosas, pero las arcillas verdaderas son muy diferentes. Cuando los feldespatos y otra serie de minerales se descomponen debido al accionar de los agentes atmosféricos producen una serie de minerales muy estables, que se desmenuzan con facilidad, y se los conoce como minerales arcillosos, formados por aluminio y sílice. Estos minerales son característicos de las arcillas verdaderas, pero, en general, están mezclados con polvo de roca molida y cieno. Las arcillas son trasportadas por el agua y se depositan mar adentro a mayor distancia que las arenas y cienos. Si los sedimentos que se depositan sobre las arcillas son lo suficientemente pesados, estas pierden agua y los minerales vuelen a cristalizarse. De esta manera se forman los esquistos. Las pizarras son arcillas que fueron sometidas a presiones muy grandes.

Depósitos químicos

Estos Estos depósitos se forman por cristalización o precipitación. Pertenecen a este grupo los depósitos de sal gema y yeso (sulfato cálcico). En los climas más secos se produce la evaporación de los mares interiores y lagos y así se precipitan las sales que se encuentran disueltas en el agua. Los depósitos químicos más importantes están compuestos por cloruros y sulfatos aunque también es posible hallar depósitos de nitratos y minerales de hierro. Algunas calizas se depositaron gracias a disoluciones como por ejemplo, las colíticas del jurásico que están compuestas por carbonato cálcico.

Depósitos orgánicos

El ejemplo más conocido de un depósito orgánico es el carbón de piedra y el petróleo. Ambos se 
conforman por restos de animales que se fueron acumulando desde épocas remotas. Como es sabido son muchas las calizas que proceden de restos de animales (calizas crinoidales)) que se formaron a partir de los esqueletos de los lirios de mar. La creta se conforma de millones de pequeños esqueletos de animales planctónicos. Los depósitos orgánicos puros se pueden formar en costas muy profundas donde se depositan pocos sedimentos de otras clases o muy lejos de las mismas.

Ver artículo relacionado:

Cómo se forma el carbón

Cómo se forma la llama

Cuando se observa un hogar de carbón se ve cómo las llamas de mueven inquietas; pero mayormente el fuego arde sin ellas e ilumina sólo con el resplandor rojo de la combustión. Las llamas que se ven desprenderse del son zonas en donde arden los gases. Cuando los gases arden se combinan con el oxígeno que se encuentra en el aire y produce luz y calor. De esta manera, la llama es caliente y en muchas ocasiones visible.
La llama se produce cuando un gas arde. Por ejemplo, los gases monóxido de carbono e hidrógeno siempre forman una llama. El monóxido de carbono forma una llama de color brillante mientras que el hidrógeno, una llama de azul más pálido.
En el caso de los sólidos no existe ninguna regla fija ya que algunos arden con llamas mientras que otros no. Para citar unos ejemplos, si se depositan limaduras de hierro calientes en un recipiente con oxígeno estas arden con un brillo rojo apagado pero sin llama. El caso contrario, es el del fósforo que en iguales condiciones arde con llamas.
Los productos volátiles arden con llamas de manera más habitual que lo no volátiles.
Para lograr que un trozo de cera de parafina arda con llama, es necesario calentarlo a temperaturas muy altas. Pero si a esta cera le inserta una mecha (se obtiene una vela) no es necesario elevar demasiado la temperatura. En cuanto, se le acerca una cerilla, la cera se funde y asciende por la mecha (se lo conoce como capilaridad). La punta de la mecha se hace incandescente y el calor que se genera vaporiza parte de la cera y esta arde. El ciclo se repita cuando más cera asciende por la mecha para ocupar el lugar de la ya consumida.


llama de vela
Llama de difusión


Para que un gas o vapor arda con llama debe alcanzarse cierta temperatura. La temperatura mínima a la cual arde una sustancia es conocida como: temperatura de ignición. Pero este valor no es una constante para un determinado gas sino que varía de acuerdo a las condiciones en las cuales se halla. Cuando la presión es muy baja, los gases aumentan su temperatura de ignición por lo que es más difícil que ardan. Cuando los líquidos son inflamables a la temperatura mínima en la cual el líquido desprende vapores que arderán con llamas se denomina punto de inflamación. En el caso que la temperatura descienda por debajo del valor de ignición, la llama se apaga. Esta es la regla en que se basa el hecho de arrojar agua al fuego que arde. El agua hace perder calor al fuego y en consecuencia disminuye su temperatura.
Si se coloca un trozo de tela metálica encima de un mechero de Bunsen y se acerca una cerilla encendida a la parte inferior, se podrá ver cómo la tela corta la llama. Esto se debe a que el metal disipa el calor por conducción e impide que la zona que se encuentra debajo de la tela alcance el punto de ignición. Si en lugar de encender la parte que se encuentra debajo de la tela metálica se enciende la que está por encima de esta, sólo arderá la parte superior.Ver el siguiente gráfico.


experimento como se forma la llama
Experimento de temperaturas de ignición

Forma de una llama

Las llamas difieren en apariencia y tienen estructuras diferentes. Sólo basta ver algunos ejemplos cotidianos para ilustrar el tema.
Con excepción del centro, la llama de una vela es de color amarillo uniforme. Un mechero de bunsen tiene un aspecto similar pero cuando es ruidosa, cambia su apariencia y presenta un cono azul interior que está rodeado de otro transparente.
Toda llama tiene una zona central que no arde. Un experimento para ver esto es acercar horizontalmente una lámina de asbesto a un mechero bunsen. Se verá en ella, el dibujo de los vapores que arden y depositan su hollín allí. Si se acerca un trozo de asbesto de manera vertical al mechero, se verá que los gases que no arden tienen forma cono.
Tanto la llama de una vela como la de un mechero de bunsen son ejemplos de llamas de difusión.
La forma de las llamas varía de acuerdo a la sustancia. Por ejemplo, el amoníaco cuando arde muestras tres capas o conos coloreados. Uno interno de gas sin arder, el intermedio es amarillo y la capa exterior es una llama verde amarillenta.
Los diferentes colores de las llamas se deben a las diversas reacciones químicas que se generan en su interior. Se puede decir que si hay tres capas diferentes entonces se producen tres reacciones químicas diferentes.

Qué es un huracán Qué es un tifón

Los vientos muy intensos como tempestades, ciclones y otros fueron profundamente estudiados debido a la importancia que tienen en la vida de los hombres. Una gran parte de estos vientos fuertes se producen por movimientos ciclonales.
Este nombre ha aplicado a distintos vientos rotativos de carácter tempestuoso. En latitudes altas y medias y se caracterizan por la intensidad y los cambios constantes de la acción. No es sencillo diferenciar entre tempestades ciclonales y tempestades de otro tipo.
En las zonas tropicales, las tempestades ciclonales contrastan con los pocos cambios que experimento el tiempo durante el año.

esquema de un huracán o tifón
Esquema cómo se forma un huracán
 
En la meteorología, las tempestades se dividen en: tropicales y extratropicales.
Dentro de las primeras se denominan tifones en Extremo Oriente (como los que se producen en el mar de China) y huracanes en otros puntos.
El ciclón extratropical trae consigo lluvia y nieve en las latitudes altas y medias.
La gran característica común de estos fenómenos meteorológicos es que la circulación del viento siempre es en sentido contrario a las agujas del reloj en el hemisferio norte y en sentido de las agujas del reloj en el hemisferio sur. Estos vientos se encuentran rodeados por zonas de bajas presiones. Es lo que se ve como isobaras en los mapas del tiempo.

Ciclones extratropicales

Los ciclones extratropicales se desplazan en general, de oeste a este, con los vientos que dominan en la latitud que se encuentran. Estos suelen generar precipitaciones y vientos fuertes. Se puede prever la proximidad de un ciclón extratropical por un aumento del viento que se acompaña con una disminución de la presión atmosférica y un incremento de la nubosidad. Al desplazarse el centro tempestuoso hacia el este, la presión aumenta y el viento cambia su dirección. Esto se acompaña, generalmente, de una mejora del tiempo.
En la mayoría de los casos el ciclón es precedido por aire caliente al que le sigue el frío. La distribución de estas masas de aire es característica y existen límites marcados entre unos y otros.
Esto contrasta con los ciclones tropicales en los que el aire es horizontalmente homogéneo.

Ciclones tropicales

Sin lugar a dudas, los ciclos de viento más devastadores son los que producen los ciclones tropicales. Estos se denominan de manera genérica como huracanes pero esta denominación se reserva exclusivamente a aquellos que se originan en el océano Atlántico Occidental. El término huracán deriva de la un vocablo de la lengua india arawak. En términos generales, se considera huracán a todo aquel viento que sobrepasa los 33 metros por segundo lo que equivale a 12 en la escala de Baeufort. Este almirante los describe como viento que ninguna vela es capaz de resistir. En el Extremo Oriente, este mismo tipo de tempestades se conocen bajo el nombre de tifón. El término tifón deriva de la expresión china t’ai fung que significa viento fuerte. William Dampier fue el primer europeo en describir un tifón. Los tifones se forman en las latitudes bajas del Pacífico Norte y cruzan el mar de la China entre junio y noviembre. Algunos se dirigen hacia el oeste y llegan a China mientras que otros se desplazan hacia el norte y afectan a Japón. Otro núcleo de tifones se halla en el océano Índico. En este sector son característicos los de la bahía de Bengala (mayo-octubre); los del mar de Arabia (mayo-junio) y los del sur (enero-marzo).

huracán catrina
Huracán Catrina
 
Los ciclones más estudiados son los del atlántico Occidental. En esta zona los huracanes se forman en el mar por debajo de los 20 grados de latitud. Esta zona, tiene un intenso calor y la radiación solar evaporan continuamente gran cantidad de agua del mar. Esta evaporación genera una capa de aire húmedo y cálido que puede tener un espesor realmente importante. Estas condiciones de la atmósfera son las ideales para la formación de un huracán. Sin embargo, hasta el momento se desconocen las causas exactas que lo inician.

Teoría que explica los huracanes

Una teoría explica los huracanes basándose en la capa de aire que se encuentra por encima de los 3.000 metros en donde las condiciones meteorológicas son menos uniformes que en las zonas más bajas. La capa de aire húmedo se encuentra separada de la masa de aire seco por un límite muy abrupto. Si existe una depresión atmosférica en la capa superior y atraviesa la capa de inversión el aire húmedo puede ascender a velocidades muy altas. Este aire no asciende en capas sino que lo hace como una tromba a partir de la superficie del mar. Cuando el aire llega a las capas más frías se condensa y se forman miles de toneladas de agua de lluvia. Cuando el vapor de agua se condensa se desprende de calor latente. Se puede decir que el agua devuelve el calor del sol que almacenó al momento de evaporarse. Esta es la energía que alimenta el huracán. Esta cantidad de calor aumenta con el efecto de succión. Cuando el aire asciende a la superficie, el que lo rodea pasa a ocupar su lugar y se origina un movimiento de traslación hacia el lugar en donde ocurrió la depresión. Si la Tierra no rotase, se producirían corrientes radiales que partirían desde los bordes de la perturbación y llegarían hasta el centro de ella. Pero como la Tierra se mueve, la rotación desvía las corrientes y genera una forma de torbellino. 

vista satelita de un huracán
Vista satelital de un huracán

Los vientos surgen a partir de estos movimientos, se desvían hacia la derecha en el hemisferio norte y en sentido contrario en el hemisferio sur. El aire asciende en espiral en torno al núcleo de baja presión. Se equilibra así su tendencia a ir hacia el centro de la depresión y de alejarse del centro. El movimiento del torbellino se va incrementando hasta ser considerado como huracán cuando la velocidad supera los 120 km por hora. La velocidad del viento puede alcanzar los 240 km por hora a pesar, que la perturbación se desplace sobre la superficie del mar a 30 km por hora.
 

Ciencia y Tecno Copyright © 2011-2012 | Powered by Blogger