La solubilidad


La solubilidad se la ve de manera cotidiana. El azúcar se disuelve más fácilmente en una taza de té caliente que en una en la que el líquido se dejó enfriar. Son muchas las sustancias que se disuelven más fácil en un líquido cálido que frío. Por otra parte, a una temperatura determina y en el mismo volumen de líquido, hay importantes diferencias en las cantidades que se pueden disolver de diversas sustancias.
Por ejemplo, el carbonato potásico es muy soluble en agua porque es preciso que se agreguen muchos cristales para evitar que se continúe disolviendo. Cuando en el fondo del recipiente, hay muchos cristales que no se disuelven a pesar que el tiempo pase, se dice que la solución está saturada.
Para lograr saturar una solución de hidróxido cálcico (cal apagada) se debe añadir unos pocos terrones de la misma al agua. Como se ve, el hidróxido cálcico es muy poco soluble en agua.
Se define solubilidad como el número de gramos de una sustancia que se disuelve, a una temperatura determinada, en 100 gramos de disolventes para obtener una solución saturada. 

solubilidad
Esquema Solubilidad

Cómo medir la solubilidad de un sólido

Para conseguir medir la solubilidad, se debe hacer una solución saturada. Para ello, se debe poner en un frasco una gran cantidad de la sustancia en forma de polvo, agitarlo y esperar unos días para que termine de disolverse. Es fundamental que el sólido esté en forma de polvo, porque así se disuelve más rápido.
Existe otro procedimiento para medir lograr una solución saturada a determinada temperatura. Primero se debe calentar el disolvente por encima del nivel que se propuso. Agregar de a poco el sólido pulverizado hasta que ya no se disuelva más. Para que saber que la solución está saturada se debe mirar el fondo del frasco en busca de polvo del sólido.
Este método sólo se aplica a sustancias que incrementan su solubilidad a medida que la temperatura del disolvente se incrementa. Por este motivo, al enfriarse la solución esta se satura. Cuando la solución se encuentra saturada, el enfriamiento hace que en el fondo se deposite la sustancia disuelta. Cuando la temperatura disminuye, los cristales crecen porque el cuerpo disuelto continúa siendo eliminado de la solución. Por ello, la solución saturada se encuentra por debajo de la temperatura a partir de la cual comienzan a formarse los cristales.
Si es preciso tomar muestras, es importante esperar el tiempo suficiente para que la solución llegue a su equilibrio.
Una vez que se posee la solución saturada el siguiente paso es determinar la cantidad de sólido que se usó en el proceso en una determinada cantidad de disolvente.

Primero se debe tomar con una pipeta 30 ml de la solución. Se vierte el contenido de esta en una cápsula y se calienta para eliminar el disolvente. Por último, se pesa la cápsula que contiene sólo el polvo. Para asegurarse que la evaporación del disolvente fue completa, se debe llevar la cápsula a una estufa, dejarla un rato y volver a pesarla. Esto debe repetirse hasta que no existan diferencias en los pesos obtenidos.
Al pesar la cápsula se puede deducir el peso del sólido y del disolvente puro. Así es fácil calcular la solubilidad de la sustancia en cuestión.
Para mostrar los datos de manera más efectiva se recomienda hacer una gráfica con las mediciones. Estas se conocen curvas de solubilidad. Cómo mínimo se deben realizar cinco mediciones a diferentes temperaturas para luego deducir el resto de la gráfica.
Por lo general, la cantidad máxima de un sólido que se disuelve en determinado recipiente a una temperatura específica es la cantidad necesaria para conseguir una solución saturada.
En ocasiones, es posible hacer que la solución tenga más cantidad de sólido disuelto que lo que es suficiente para saturarla, esta es una solución inestable y se la conoce como: sobresaturada.
Algunos sólidos como el triosulfato sódico tiende a sobresaturarse.
En el caso de los gases, la solubilidad decrece a medida que el disolvente incrementa su temperatura.
Tanto el anihidro carbónico como el oxígeno pueden disolverse en agua y se eliminan de ella, calentándola. Algunas de las primeras burbujas que se ven cuando comienza a hervir el agua corresponden a esos gases que se hallaban disueltos en ella.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

grcias!!!!!!!!!!me sirvio ^_^

Laura Estep dijo...

Gracias ocupaba un esquema sencillo de la solubilidad :)

Publicar un comentario en la entrada

 

Ciencia y Tecno Copyright © 2011-2012 | Powered by Blogger